Características del agente, huésped y medioambiente

AGENTE CAUSAL

Es un microorganismo vivo, que requiere unos mecanismos de trasmisión y un sujeto o húesped susceptible. Para ser agente causal debe cumplir los postulados de Koch. Siempre debemos encontrar un microorganismo en en la enfermedad. Se debe aislar y cultivar desde las lesiones. Se produce la enfermedad al inocular un cultivo puro a un animal susceptible. Debe aislarse el mismo microorganismo de las lesiones producidas en los animales inoculados. El microorganismo debe dar lugar a una respuesta inmune detectable en laboratorio. No todos los agentes causales reúnen estos requisitos, por no causar la enfermedad en animales (meningococo, viruela) o no poder cultivarse (lepra). Los agentes causales pueden ser artrópodos, metazoos, protozoos, algas, hongos bacterias micoplasmas, rikettsias, bedsonias, virus o priones. En muchas ocasiones puede haber varios agentes causales, a la vez o secuencialmente, potenciandose. El agente causal depende de varios factores para tener capacidad de producir enfermadad : la contagiosidad, infectividad, patogenicidad, virulencia y antigenicidad o inmunogenicidad. Tambien debemos recordar los tipos de interacción agente/huesped: Simbiosis, comensalismo, parasitismo.
En la actualidad se consideran agentes etiológicos de la tuberculosis humana las especies agrupadas del complejo Mycobacterium tuberculosis : M.tuberculosis, M. africanum y M. bovis.
En nuestro medio, M. tuberculosis es el agente etiológico habitual ya que la especie africana es excepcional y la transmisión de M. bovis casi ha desaparecido al generalizarse el consumo de productos lácteos pasteurizados.
Como las restantes especies del género Mycobaterium, son bacilos aerobios estrictos, que poseen una pared celular muy rica en lípidos (40% de su peso en seco total). Son sensibles a la luz solar, al calor, la luz ultravioleta y algunos desinfectantes, pero resistente a la desecación. En la actualidad se consideran agentes etiológicos de la tuberculosis humana las especies agrupadas del complejo Mycobacterium tuberculosis : M.tuberculosis, M. africanum y M. bovis. Como las restantes especies del género Mycobaterium, son bacilos aerobios estrictos, que poseen una pared celular muy rica en lípidos (40% de su peso en seco total). Son sensibles a la luz solar, al calor, la luz ultravioleta y algunos desinfectantes, pero resistente a la desecación.

 

HUESPED

Reservorio humano portador, es un individuo que sin presentar signos o síntomas de infección tiene un agente que puede ser eliminado por sus secreciones y ser trasmitido a otros individuos. Es un problema sanitario en aquellas personas que estan en contacto con los alimentos, niños en colegios sanitarios etc. Una persona con tuberculosis activa no tratada infecta una media de 10 a 15 personas al año. Sin embargo, no todos los sujetos infectados por las micobacterias necesariamente desarrollan la enfermedad, alrededor del 5% de los pacientes expuestos la desarrollan a lo largo de los 2 años siguientes, y entre un 5% y 10% en una fase posterior. La probabilidad de que la infección progrese a una enfermedad activa depende tanto de la dosis infecciosa como del estado inmunológico del paciente. Los niños y los adultos que están inmunocomprometidas, como los enfermos de SIDA, los que han recibido quimioterapia o terapia inmunosupresora, tienen alto riesgo de desarrollar la enfermedad o reactivar la infección latente. También tienen tienen una mayor probabilidad de enfermar los niños menores de 4 años y los adolescentes, así como las personas mayores de 65 años.

VIAS DE INFECCION

• Vía aérea: es la de mayor importancia. El hombre enfermo lanza al medio ambiente las secreciones respiratorias, si éstas son de reducido tamaño, se secan y quedan suspendidas en el aire convirtiéndose en la principal forma de contagio de la tuberculosis. El paciente bacilífero al toser, hablar o estornudar produce aerosoles contaminantes y de esta forma elimina bacilos que podrán ser inhalados por otra persona. El riesgo de contagio es directamente proporcional al tiempo de exposición y a la concentración de microorganismos en el aire.


• Vía digestiva: El papel de la leche, procedente de vacas enfermas o contaminada durante el proceso de manipulación es pequeño como consecuencia del descenso de la tuberculosis bovina, y por la generalización del consumo de leche pasteurizada. Además para que se produzca la infección por esta vía, se necesita un inóculo mucho mayor.


• Otras vías
1. Vía cutáneo-mucosa: cuando hay lesiones o abrasiones en la piel, fundamentalmente en personas que trabajan en laboratorios o servicios de anatomía patológica o en aquellas personas, que por su profesión, están en contacto con el ganado. También puede producirse por inoculación en los mismos profesionales.
2. El enfermo con tuberculosis urogenital elimina gran cantidad de bacilos en la orina, pudiendo generar aerosoles bacilíferos al orinar.

MEDIO AMBIENTE

Las condiciones del medio ambiente contribuyen a determinar si las personas gozan o no de buena salud y cuán larga será su vida. Dichas condiciones pueden afectar la salud reproductiva y las opciones reproductivas y pueden contribuir a determinar las perspectivas de cohesión social y crecimiento económico, las cuales tendrán otros efectos sobre la salud. Los cambios en el medio ambiente, contaminación, degradación, cambio climatico condiciones meteorológicas extremas, también cambian las perspectivas en cuanto a la salud y el desarrollo.Las condiciones del medio ambiente contribuyen en gran medida a las enfermedades contagiosas, que cada año causan entre 20% y 25% de las defunciones en todo el mundo. Las enfermedades más estrechamente relacionadas con las condiciones del medio ambiente, enfermedades infecciosas y parasitarias, e infecciones y otras enfermedades de las vías respiratorias ponen en peligro las perspectivas de desarrollo, particularmente en países pobres y entre los pobres de cualquier país. El agua contaminada y el concomitante saneamiento deficiente se cobran cada año las vidas de más de 12 millones de personas. La contaminación del aire causa cada año casi tres millones más de defunciones.Los cambios en el uso del suelo pueden crear nuevos caldos de cultivo. El riego o la construcción de represas, por ejemplo, pueden propiciar las enfermedades transmitidas por el agua: después de la construcción de la represa de Aswan, la esquistosomiasis se estableció en Egipto y en el Sudán. La tala de bosques tropicales crea superficies en que se estancan las aguas de lluvia y donde pueden proliferar los mosquitos. Cada año, el paludismo se cobra más de un millón de vidas y produce unos 300 millones de nuevos casos clínicos. En los países de África al sur del Sahara, el paludismo es la causa de un 10% del total de las defunciones. Según se ha calculado,aproximadamente un 40% de las infecciones agudas de las vías respiratorias, un 90% de las enfermedades diarreicas, un 50% de los trastornos respiratorios crónicos y un 90% de los casos de paludismo podrían evitarse mediante simples modificaciones del medio ambiente. En los países más desarrollados, esos trastornos constituyen una menor proporción del total de los casos de enfermedad, pero siguen causando estragos, especialmente en comunidades donde hay deficientes servicios de saneamiento y depuración del agua. Los estallidos de difteria en Europa central y oriental son consecuencia de deficientes servicios de salud pública (inclusive bajos niveles de vacunación) y mayores migraciones de poblaciones infectadas y susceptibles, a raíz de los cambios políticos. Los cambios en el estado de salud afectan directamente las perspectivas de desarrollo y las posibilidades de erradicar la pobreza, las cuales son influenciadas por muy diversas condiciones en el ámbito humano y social.

El reservorio fundamental en la tuberculosis es el ser humano infectado que puede desarrollar la enfermedad y eliminar bacilos, convirtiéndose así en fuente de infección. En áreas donde la tuberculosis bovina es común, el ganado vacuno también puede ser reservorio y podría transmitirse la infección por vía digestiva si se consume leche y productos lácteos sin pasteurizar. Profesionales en contacto con el ganado o que trabajen en laboratorios pueden infectarse a través de lesiones de la piel o de las mucosas.
Pero casi todas las infecciones se deben a la inhalación de gotitas (partículas vaporizadas por la tos, estornudo o la conversación) que se mantiene suspendidas durante periodos prolongados, y alcanzan las vías aéreas. El aire en una habitación ocupada por una persona con tuberculosis pulmonar puede mantenerse infeccioso aun después de su ausencia. Aunque en teoría una gotita puede ser suficiente como para establecer la infección, por lo general se necesita una exposición prolongada e inóculos múltiples en aerosol, por lo que el riesgo de contraer la tuberculosis aumenta con las condiciones de vida insalubre o de hacinamiento.