Evolución Epidemiológica de la infección del Virus Inmunodeficiencia Humana

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) fue reconocido por primera vez entre los hombres homosexuales en los Estados Unidos en 1981. En un principio limitado, la infección con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en las últimas tres décadas se ha convertirdo en la peor epidemia del siglo XX.
La prevalencia del VIH parece haberse estabilizado o aumentado en algunos países debido a una mayor supervivencia de las personas infectadas por el tratamiento con medicamentos antirretrovirales. A partir de diciembre de 2010, 33 millones de personas se estima que viven con el VIH / SIDA, y más de 35 millones habían muerto desde el comienzo de la epidemia. De estos 33 millones, vivían en el África subsahariana 22,5 millones, donde la tasa de prevalencia en adultos es de 5,0 por ciento, la prevalencia en el África subsahariana se ha estabilizado debido principalmente a una disminución en la incidencia y el número creciente de personas infectadas con acceso al tratamiento. Más de la mitad de las personas que viven con el VIH / SIDA son mujeres. Se estima que 25 millones de niños han quedado huérfanos por la muerte prematura de ambos progenitores debido al SIDA, y 2,5 millones de niños viven con el VIH / SIDA.

Los países de África subsahariana y el Caribe en la actualidad tienen las mayores tasas nacionales de prevalencia del VIH. En el año 2008, la prevalencia del VIH osciló entre el 0,1 por ciento en Asia Oriental al 7,2 por ciento en el África subsahariana en general y mayor de 35 por ciento en algunos países, como Botswana y Suazilandia. Parte de esta disparidad se puede atribuir a la madurez de las epidemias en África y la introducción más reciente del VIH en algunas otras áreas del mundo. Desafortunadamente, los datos relativos a la propagación incidencia o actual del VIH son escasos.
Las principales vías de adquirir la infección por el VIH son: La transmisión sexual, incluyendo a través del contacto heterosexual y homosexual, la transmisión parenteral, sobre todo entre los usuarios de drogas inyectables (UDI) y La transmisión perinatal.
Los hombres que tienen sexo con hombres (HSH) - A pesar de la descripción inicial de la enfermedad principalmente entre hombres que tienen sexo con hombres (HSH) en los Estados Unidos, más del 80 por ciento de las infecciones se producen por transmisión heterosexual, y más del 50 por ciento de todos personas infectadas con VIH en el mundo son mujeres.
Madre a hijo - Dado que el nivel de infección por VIH es muy alta entre las mujeres, existe la posibilidad de un gran número de niños infectados, ya que los bebés pueden infectarse con el VIH en el útero, en el nacimiento, o durante la lactancia. Madre a hijo representa el 90 por ciento de las infecciones entre los niños de todo el mundo. En los países más afectados en el mundo, como África subsahariana, entre el 20 y el 40 por ciento de las mujeres embarazadas están infectadas por el VIH, y un tercio de sus bebés están infectados a pesar de los datos que los medicamentos antirretrovirales administrados en el momento de entrega y para el bebé después del nacimiento puede prevenir en gran medida esto. La profilaxis antirretroviral para prevenir la transmisión materno-infantil de transmisión alcanza sólo el 10 por ciento o menos de las madres afectadas.
Uso de drogas inyectables - (UDI) está impulsando las epidemias en Europa central y oriental y en algunos países de Asia. También es una gran preocupación en los países industrializados y el Medio Oriente.
Además de las vias de transmision como variables que cambian los pronosticos de la incidencia y la prevalencia de la enfermedad, están los recuentos de los CD4, en la cual la Organización Mundial de la Salud inicial (OMS) recomendó que los recuentos de CD4 puedan ser utilizado para monitorizar la respuesta clínica al tratamiento en los programas en los que las pruebas de carga viral no está disponible. Sin embargo, algunos estudios demostraron que estos criterios de un mal desempeño en la práctica clínica:
• En un estudio de 20,113 pacientes, incluyendo a 6.369 pacientes que tenían acceso a la monitorización de la carga viral, 576 pacientes con el tiempo cambió la terapia. Cambio de la terapia se produjeron antes y en mayores recuentos de células CD4 en los pacientes que tenían acceso a las pruebas de carga viral.
• Un análisis de regresión logística, en 674 pacientes en la Columbia Británica ha demostrado que el uso de criterios inmunológicos solo para predecir qué pacientes no se consigue una supresión viral resultó en errores de clasificación significativa de la respuesta terapéutica.

Situacion en España

Para conocer la tendencia de las nuevas infecciones, se dispone del Sistema de Vigilancia de Nuevos Diagnósticos de Infección por VIH (SINIVIH), por el cual se conoce que la infección por VIH en el país se transmite mayoritariamente por vía sexual. Por ello, sin descuidar otras formas de transmisión, es necesario implantar y reforzar actuaciones eficaces para prevenir la transmisión por esta vía, adecuándolas a las características de las poblaciones diana.

El SINIVIH ha incrementado su cobertura poblacional hasta cubrir un 71,2% de la población estatal. En 2010 se notificaron 2.907 nuevos diagnósticos de VIH en las 15 CCAA y 2 ciudades autónomas que actualmente forman parte del mismo. El 82% fueron hombres y la edad media fue de 36,5 años. Un 38,4% de personas eran originarias de otros países. Además, el 45,4% de los nuevos diagnósticos presentaron diagnóstico tardío y el 6% de los diagnósticos se dio entre personas usuarias de drogas inyectadas.