XIII Curso de Experto Universitario en Epidemiología y Nuevas Tecnologías Aplicadas.

José Ignacio Vitón Asenjo


MODELO DE HISTORIA NATURAL

PERÍODO DE INDUCCIÓN Y DE LATENCIA O INCUBACIÓN:

El parámetro medido ha sido el de “aparición de los síntomas” que mide el tiempo transcurrido entre la exposición y la aparición de los síntomas. En este caso se habla de la exposición a un factor de riesgo que se presupone causa la enfermedad. Desconocemos dicho factor de riesgo.

No podemos distinguir con este parámetro solamente, cuál es la parte correspondiente al periodo de inducción, es decir desde la exposición hasta que se supone se tiene la enfermedad y cuál corresponde al periodo de latencia, es decir desde que se tiene la enfermedad hasta que se expresa de manera clínica.

La media de aparición de los síntomas es de 8,52 días.

PERÍODO DE EXPRESIÓN

Período desde la aparición de los síntomas hasta la finalización de la enfermedad. Este dato está en la tabla de origen como “Duración de los síntomas”.


Tiempo de expresión medio = 5,34 días.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN PRIMARIA, SECUNDARIA Y TERCIARIA

Prevención Primaria: Son las medidas encaminadas a evitar que se produzca la interacción entre las causas componentes y el individuo. La propia variable dependiente en estudio “profilaxis” podría ser esta prevención primaria.
Aventurar esta prevención es difícil sin conocer con exactitud la causa componente de la enfermedad. Bajo un análisis inicial se podría caracterizar el no acceso a agua potable como factor de riesgo para enfermar, pues existe una mayor prevalencia de enfermedad en la población sin agua potable. Sin embargo esta asociación podría ser espuria, pues la falta de agua potable podría estar también relacionada con la profilaxis, el hábitat, el nivel socioeconómico, etc.


Prevención secundaria: Su misión es la detección precoz de los casos. Son medidas que se toman en el periodo sub-clínico de la enfermedad. (Periodo que transcurre entre el comienzo de la enfermedad y la aparición de los primeros signos y síntomas).

Por los datos de nuestra muestra, este tipo de medidas de prevención puede mejorarse. El retraso en el tratamiento ocurre en el 52,5% de los casos de la población total. Algo más de la mitad, por lo que se deduce que la prevención secundaria no es muy eficaz.

Esta cifra se eleva hasta el 100% en individuos que no han tenido antecedentes familiares, característica que parece influye fuertemente en el retraso del tratamiento pues el hecho de haber tenido antecedentes familiares hace que las cifras de retraso en el tratamiento se reduzcan hasta un 3,45%.

Prevención terciaria: Aquellas medidas que se toman en el periodo clínico de la enfermedad. (Desde la aparición de los primeros signos y síntomas hasta el desenlace de la misma). Y están encaminadas a mejorar la calidad de vida del paciente.
No tenemos ninguna variable medida a este respecto. Desconocemos cuántos de nuestros casos han recibido tratamiento tras la aparición de los síntomas y la duración de dicho tratamiento en cada uno. Sólo cabe destacar que, precisamente aquellos que han tenido retraso en el tratamiento tienen una duración de los síntomas menor, pues su media pasa de 6,04 a 4,71 días, aunque queda compensado por un mayor tiempo en la aparición de los síntomas: