1. JUSTIFICACIÓN.

La brucelosis es una antropozoonosis que ocupa sin lugar a dudas un lugar de especial relevancia dentro de las infectopatías de origen profesional. Su alta prevalencia y las características epidemiológicas y evolutivas, de la propia enfermedad, hacen que su impacto social y económico sea muy superior al de otras enfermedades, generando pérdidas anuales de casi sesenta millones de euros, equivalente al 2% de la producción ganadera de nuestro país, a lo que habría que añadir el gasto por atención sanitaria y de prestaciones de los Sistemas de Salud.

La brucelosis ocupa el segundo lugar en cuanto a nivel de registro de enfermedades profesionales,detrás de las dermopatías profesionales.

En cuanto a su distribución geográfica, en España, las zonas del interior registran una alta endemia con núcleos de baja endemia que coinciden con los núcleos más industrializados.El territorio litoral, exceptuando la costa occidental de Andalucía y de las islas, presentan un nivel de endemia bajo o muy bajo.

En relación con otros paises de nuestro ámbito, España presenta la tasa más alta de prevalencia, exceptuando a Grecia.La tendencia de los últimos cinco años es deccreciente con picos de sierra.

En la tabla se muestran datos hasta mediados de los años setenta.A partir de aquí, y fundamentalmente a mediados de los años ochenta las tasas disminuyen como consecuencia de las políticas ganaderas desarrolladas tras la entrada de España en la C.E.E.

Del análisis sanitario de estos datos, fácilmente se concluye la necesidad de seguir desarrollando una intervención de características especiales sobre esta enfermedad.

La metodología adecuada de abordaje de una enfermedad infecciosa ( antropozoonósica) como es la brucelosis, es la aplicación de sistemas de vigilancia epidemiológica.

       
INICIO   INDICE SIGUIENTE