Historia natural de la enfermedad

Período de inducción y latencia

Una vez ingerida la larva L1 enquistada, cuando llega al estómago, por acción de los jugos digestivos, se libera de su cubierta, las larvas pasan rápidamente al intestino delgado donde se fijan a la mucosa intestinal y maduran hasta el estado de adultos, se produce la fecundación y las hembras depositan las larvas que por los linfáticos abdominales y/o vénulas mesentéricas van a la circulación sanguínea, se distribuyen por los capilares de los músculos estriados, salen de los vasos y penetran en las fibras musculares. Durante aproximadamente una semana, la larva tiene movilidad, se va acomodando dentro de la célula muscular y allí se enquista (0,8 - 1 mm).

                                

Este primer período dura una media de 5 días y los pacientes presentan vómitos, náuseas,diarreas..,cuadro que se asemeja bastante a cualquier intoxicación alimentaria aguda (bastante inespecífico).

Período de expresión

Cuando llegan a los músculos las larvas, se producen mialgias, gran edema palpebral y conjuntivitis, fiebre, eosinofilia importante, (principalmente afecta a diafragma, músculos masticadores y de extremidades).

Como cuadro grave, miocarditis, tromboflebitis, e incluso encefalitis y meningitis. En algunos casos tiene lugar colapso cardíaco por toxemia, fracaso renal y muerte. En muchos otros casos, afortunadamente presentan formas leves de la enfermedad y el cuadro clínico carece de especificidad, por lo que, con frecuencia no se diagnostica correctamente. Se postula que el pronóstico, depende del grado de infestación.

Prevención

Prevención primaria: por las características de su ciclo biológico, es muy difícil actuar directamente sobre el agente.

Prevención secundaria:

Prevención terciaria: